Saltar al contenido

Torii, puertas al lado sagrado

Torii de Mijajima en Japón

Todo el que haya viajado a Japón, o haya visto imágenes del país, probablemente conozca esos arcos rojizos que se pueden encontrar por todos lados. Se los conoce como Torii, y son las puertas de entrada a los territorios sagrados del sintoismo.

¿Qué son los Torii?

Los torii (鳥居), literalmente «percha de pájaro» o «posadero para pájaros», son el punto que separa lo sagrado de lo profano. Estas puertas dan acceso a los santuarios sintoistas, o a zonas sagradas para esta religión japonesa. En algunos santuarios puedes ver multitud de ellos, como es el caso de Fushimi Inari en Kioto

Están formados por dos columnas situadas una junto a la otra, y están conectadas por dos travesaños paralelos. El de abajo se denomina nuki y suele atravesar las columnas, mientras que el de arriba suele tener forma de arco y se llama kasagi.

Tipos de Torii

Aunque la mayoría de los Torii suelen ser muy similares o incluso iguales, en los distintos santuarios y las diferentes regiones del país podemos encontrar algunos con diseños bastante diferentes entre sí.

El clásico y más común

El tipo de torii más típico es el rojo. Tiene las dos columnas a los lados unidas por dos travesaños paralelos, y el de arriba tiene los extremos elevados y un tejado estilo asiático de color verde encima. Justo como el de la imagen de abajo.

Este tipo está presente en la gran mayoría de santuarios del país, y si visitas Japón verás varios de estos sin ninguna dificultad.

¿Qué son los torii?

La puerta de ciprés

Este tipo de torii es bastante poco común, y de hecho sólo conozco uno que sea exactamente así: El del santuario Meiji, en el parque Yoyogi, Tokio. Esta hecho de madera de ciprés, y no tiene ese tinte rojo característico. A mi me parece bastante bonito, y la verdad es que el entorno lo hace destacar mucho. Hay muchos hechos de madera sin pintar por todo Japón, pero ninguno que yo conozca tiene esas dimensiones y ese encanto especial.

Torii del Santuario Meiji

Los torii reforzados

Este no es el nombre real, ni mucho menos, ¡pero algún título tenía que ponerle! Este tipo de toriis son también comunes, aunque no tanto como los primeros. El ejemplo más común es el del santuario Itsukushima, en la isla de Mijajima, uno de los lugares más visitados de Japón.

Se caracterizan por tener la misma estructura que los clásicos, pero con unas columnas pequeñas unidas a los lados a modo decorativo.

Torii de Mijajima en Japón

Tanta variedad como santuarios haya…

Esos son sólo algunos ejemplos, pero aunque sea mínima, la gran mayoría tienen alguna diferencia que los caracteriza. Dejaré algunas imágenes más para que podáis ver algunos diferentes 🙂

Motoki Ishi-Torii, Yamagata

El Motoki Ishi-Torii, situado en la perfectura de Yamagata, está considerado como uno de los más antiguos de todo el país.

Torii blanco

Estos curiosos torii blancos son bastante raros de ver. Hay algunos en santuarios imperialistas en honor a las víctimas de las guerras, y algunos en santuarios muy contados…

En medio de un bosque

Este tipo en concreto me encanta. Están en medio de un bosque y no se encuentran en las mejores condiciones, pero el contraste con la naturaleza es casi mágico.

¿Cómo pasar bajo un torii?

Como todo en Japón, cruzar estas puertas tiene un procedimiento concreto a seguir. Por desgracia, este tipo de rituales se está perdiendo, y ni los turistas ni muchos de los locales lo siguen correctamente. Así que ahora te explicaré paso por paso el proceso y las cosas a tener en cuenta antes de cruzar un torii, ¡no seas tú el turista ignorante!

Lo primero, y probablemente lo más importante, es por dónde acceder. La mayoría de la gente simplemente pasa sin fijarse demasiado, pero el protocolo también incluye esto. Debes pasar por el lado derecho de la puerta, y siempre por debajo del arco. Se considera irrespetuoso entrar a un santuario sin pasar bajo el torii, y aunque en menor medida, tampoco es muy educado pasar por el centro, ya que ese área está reservada para el kami del templo.

Otra cosa que debería hacerse antes de entrar es dar una breve reverencia, en señal de respeto al kami del templo. Esto no suele hacerse tanto, y es más común simplemente bajar un poco la cabeza mientras se cruza, pero no está de más saberlo.

Finalmente, cuando hayas terminado de visitar el santuario, lo ideal sería salir también por el lado derecho, es decir, el contrario al que entraste. Aunque si hay mucha gente entrando y saliendo del santuario, es suficiente con que te limites a seguir el flujo de gente.

Resistencia a la adversidad: El misterio de los torii

Una cosa que sorprende mucho sobre los torii y que ha dado lugar a muchas teorías conspirativas en los últimos años es su gran resistencia.

Como todos sabréis, Japón es un país que sufre de muchísimos desastres naturales por su ubicación geográfica: terremotos, tifones, tsunamis…Sin embargo, estas puertas sagradas han demostrado ser capaces de resistir muy bien a este tipo de catástrofes. Os dejo con algunos ejemplos de lo más sorprendentes.

El gran terremoto de 2011

Hace relativamente poco, Japón sufrió una de las mayores catástrofes de su historia reciente. El gran terremoto de 2011, que generó un tsunami y la explosión de la planta nuclear de Fukushima. La destrucción causada fue inmensa…pero este torii resistió en pie, intacto entre los escombros que el terremoto había ocasionado…

Santuario de Kozuchi. Ciudad de Otsuchi

Restos del santuario de Kozuchi, en Otsuchi. ¿Véis lo que os decía?

La tragedia de Nagasaki

Otra de las grandes tragedias que sufrió Japón fue la explosión de no solo una, sino dos bombas atómicas en 1945. Los daños fueron inimaginables, pero…aún así, algunos torii permanecieron en pie. Este es el caso del santuario de Sanno, en la ciudad de Nagasaki. Pese a ser partido a la mitad por la explosión, la estructura siguió en pie. Y así perdura a die de hoy.

Santuario de Sanno tras la explosion

Santuario de Sanno tras la explosión

Sanno en la actualidad

Loque queda del santuario de Sanno en la actualidad, dejado en ese estado a modo de homenaje

Como habéis podido ver, el mundo de los torii tiene bastante más profundidad de lo que parece a simple vista. Espero que os haya gustado esta entrada y que os ayude a comprender un poco mejor la cultura del país. Gracias por leer, y nos vemos pronto.